Adiós al efectivo

La globalización y las nuevas tecnologías provocan que productos que hace años formaran parte indiscutible de nuestra vida, hoy estén en peligro de extinción. Hablamos del posible adiós al efectivo.

Los fajos de billetes tienen los días contados. En la actualidad, cada vez llevamos menos dinero encima y tendemos a tirar de tarjeta para todo. Muchos creen que esto puede ser un error ya que no controlamos tan bien lo que gastamos pero la comodidad y las nuevas tendencias hacen que el dinero, tal cual lo conocemos, cada vez, tenga menos adeptos.

Un ejemplo de esta tendencia la encontramos en Suecia. Según recoge The Local “cuatro de cada cinco compras en el país se pagan electrónicamente o con tarjeta de débito”. Y es que según apunta este diario “una sociedad libre de efectivo conduciría a una mayor seguridad y reduciría los costes de manejo de efectivo”.

La realidad es que son cada vez más los que prefieren pagar con tarjetas, por eso ya todos los servicios admiten este tipo de pago a diferencia de hace sólo unos cuantos años dónde era casi una excepción poder pagar con el llamado “dinero de plástico”.

El pago con móvil Si bien el pago con tarjeta ya es algo habitual en la mayoría de países, el siguiente paso es el pago a través del móvil. La realidad es que ya muchos servicios se pueden pagar a través de nuestros dispositivos a pesar de que muchos usuarios todavía son reacios a este sistema.

Ejemplo de ello lo podemos ver en aplicaciones como las de los parquímetros que nos permiten pagar sin necesidad de poner el ticket. Sin embargo, el verdadero paso llegará cuando todos paguemos con el móvil de tal forma que, en lugar de entregar nuestra tarjeta para pagar, mostremos nuestro móvil y listo.

Lo que está claro es que nuestro futuro pasa por las nuevas tecnologías y por Internet y es necesario ‘estar para ser’, así que, Webtimízate.