Cuida tu ROI

cuida tu roi

¿Sabemos qué es el ROI?

Lo más importante a tener en cuenta en la gestión de una empresa es saber en qué se invierte y gasta el dinero. Debemos de ser conscientes que los resultados económicos dependen de conocer en todo momento la repercusión que tiene la inversión en publicidad y marketing sobre las ventas. A esto nos referimos cuando hablamos del ROI (Return On Investment), el retorno de inversión. No es más que el beneficio que obtenemos de las acciones promocionales (anuncios) comparándolo con lo que hemos invertido en crearlos. Es decir, la relación que existe entre los beneficios y los costes en publicidad.

¿Cómo obtenemos el ROI?

El ROI lo podemos medir tomando los ingresos que obtenemos de los anuncios, restándole los costes totales y dividimos, el resultado de la resta, entre los costes totales. Quedaría algo así:


ROI = (Ingresos de los anuncios - Costes totales de la venta) / Costes totales de la venta.

Ejemplo para calcular el ROI

Tenemos un producto que nos cuesta producirlo unos 20€ y lo vendemos por 40€. Supongamos que vendemos 8 unidades del producto tras realizar una campaña publicitaria, conociendo que ha sido a través del resultado de unos anuncios específicos (por ejemplo con AdWords). Sabemos que el total de las ventas es de 40€ x 8€ = 320€, los costes de producción es de 20€ x 8 = 160€, y los costes en la publicidad y de los anuncios que han generado esas ventas sabemos que es de 40€. Con estos datos y conociendo cómo se obtiene el ROI, obtenemos:

ROI = (320€ - (160€ + 40€)) / (160€ + 40€) = 0,6. El ROI es del 60%

La empresa ganaría un retorno de inversión del 60%. Es decir, por cada euro que se invierta, la empresa obtendría 1,60€.

¿Podemos aplicarlo en nuestra empresa?

La clave está en el tipo de publicidad que estamos utilizando para generar las futuras ventas. Desde la experiencia de Webtimiza sabemos que gracias a las nuevas tecnologías, la publicidad realizada a través de internet nos proporciona toda la información relacionada con los costes que genera cada venta. Todo depende del seguimiento y del control de cada acción que se realice.

Esta es la gran ventaja y diferencia con cualquier otro tipo de publicidad, llamada tradicional: televisión, cine, radio, exterior (vallas publicitarias, autobuses, etc), prensa y revistas, marketing directo, etc.

Si quieres saber más sobre este tema, contacta con nostros

Coméntanos tus impresiones y comentarios.