La emoción, un arma esencial de la publicidad

Muchas son las estrategias de marketing que en los últimos tiempos utilizan la emoción para llegar a los corazones de los consumidores. Humanizar los productos o las empresas se ha convertido en una herramienta muy útil que cada vez utilizan más agencias para conseguir llegar a un mayor número de usuarios.

Si bien emplear la emoción es un recurso fácil, antes de hacerlo has de tener en cuenta una serie de aspectos que pueden hacer fracasar o triunfar a tu estrategia:

  1. Marca tu objetivo. ¿Quieres llegar a todos o sólo a un público concreto?
  2. ¿Qué buscas con la emoción? Que todos hablen de ti o que recuerden el mensaje que quieres transmitir realmente, ya que no es lo mismo.
  3. La emoción también puede herir sensibilidades, por eso debes manejar muy bien el mensaje que buscas trasmitir.

Ejemplos de publicidad que han utilizado la emoción para llegar a sus usuaros los tenemos en os supermercados Gadis, que buscan, con cada una de sus campañas, emocionar a los gallegos y hacer que sientan como suya esta empresa.

Y quien no se acuerda del anuncio de estas Navidades de la lotería:

O los benditos bares de Coca Cola:

Existen infinidad de anuncios que se centran en la emoción y que la tienen muy presente en su estrategia de marketing y ¿tú que vas a hacer?