La importancia de un buen posicionamiento

Los datos no nos engañan. Más del 50 por ciento de la población se conecta, todos los días a Internet. Una cifra que roza el 85 por ciento en el caso de los jóvenes. Con esta cifras, estar en la red se ha vuelto primordial y hacerlo de una forma eficiente y eficaz es la clave para llegar al usuario que realmente queremos.

Según la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC), el 51,8 por ciento de la población en España se conecta, de forma diaria, a Internet. Una cifra que no ha parado de crecer en los últimos años y cuyo auge parece imparable. Tal es así, que desde Webtimiza creemos que dentro de otros 15 años, el 75 por ciento de nosotros haremos búsquedas diarias en Internet, bien para hacer compras, bien para buscar información o bien como entretenimiento.

Cambios en los hábitos de compras Si en los años 50, a la hora de hacer una compra, buscábamos la información en nuestro barrio, ahora, inevitablemente miramos en Internet y comparamos precios, ofertas… Esto se ha convertido casi en un actor reflejo y lo que encontremos en la red, marcará nuestra decisión de compra. Por ello en Webtimiza sabemos que el futuro pasa por un buen posicionamiento en Internet y más concretamente dentro de Google, el buscador de referencia casi absoluto en el mercado nacional e internacional.

Más datos interesantes Son los más jóvenes los que hacen un mayor uso de la red. Según la AIMC, el 84,9 por ciento de las personas entre 14 y 24 años se conecta todos los días mientras que los mayores de 64 años, sólo lo hacen en un 21,4 por ciento de los casos. Por comunidades autónomas, Madrid es donde más conexiones diarias se producen, hasta el 61,3 por ciento de la población lo hace cada día. Mientras en Galicia, este porcentaje se reduce a la mitad (35,5 por ciento). Con estos datos sobre la mesa, está claro que la tendencia no va a ser otra que ascendente y por ello es más que necesario comenzar a posicionar los productos en las primeras páginas de Google y adelantarnos, así a nuestros competidores.