La marca ¿nace o se hace?

Cuántas veces no hemos escuchado la pregunta de '¿nace o se hace?'; una cuestión que también aplicamos al concepto de marca y que ha generado más de un debate.

Para nosotros, claramente, la marca se hace. Bien es cierto que dependiendo de en qué familia nazca, tendrá las cosas más fáciles, pero hasta los mejor posicionados desde la cuna, puede terminar en el mal camino.

marcas

Por eso es muy importante cada uno de los pasos que tu marca va dando, por pequeños que sean ya que esos marcarán como será en el futuro. El marketing y la publicidad pueden ayudar a que tu marca llegue a dónde realmente quieres, pero has de marcarle las pautas que quieres seguir y lo que quieres transmitir ya que es muy fácil salirse del redil.

Para construir tu marca debes conocer perfectamente tu producto. Parece lógica esta afirmación, pero os sorprendería las veces que esto no se cumple ya que esto no sólo afecta al director general, sino a todos los directores que dependen directamente de la matriz y ahí es donde está la clave.

Para hacer tu marca también tienes que conocer muy bien tanto al público al que te diriges como las personas que realmente te son fieles. Y lo que es más importante, no descuidar a tus clientes por los potenciales clientes.

La marca se hace en las grandes campañas y en los pequeños detalles del día a día. ¿Pensáis que Apple basa su estrategia sólo en importantes campañas de marketing? El día a día importa, el boca a boca complementa y el gran marketing/publicidad remata.

Para nosotros, lo más importante que has de tener en cuenta es que la marca no nace, se hace con cada detalle, con cada gesto y eso es lo que perdurará en la mente de los consumidores.