Mejorar la velocidad de carga de la web optimizando las búsquedas DNS

Minimización llamadas a los DNS

La optimización de los tiempos de contacto con un servidor DNS, así como la posibilidad de minimizar el número de búsquedas DNS necesarias, serán otra clave más a tener muy en cuenta de cara a la optimización de la velocidad de carga de nuestra página web. Pero empecemos por el principio:

  • ¿Qué son los DNS y cómo funcionan?

Si tenemos que definir las DNS de manera rápida y sencilla, podríamos decir que "es una gigantesca base de datos a partir de la cuál se distribuye el contenido en ella almacenada en base a las peticiones de todos los dominios existentes en la red".Las DNS (Domain Name System) son, básicamente, la asignación de un nombre a una dirección IP concreta. ¿Y esto por qué? Muy sencillo; si los usuarios o consumidores de contenido online tuviéramos que recordar todas y cada una de las direcciones IP que tiene asignadas los dominios que normalmente visitamos, sería un verdadero lío. Las DNS nos simplifican la vida, ya que asignan a cada IP un nombre de dominio específico, facilitando de esta manera la llamada al mismo, evitando tener que memorizar una secuencia numérica por cada domininio. A fin de comprender un poco mejor el funcionamiento de las llamadas del buscador al servidor y la gestión de las BNS, os dejamos un vídeo ilustrativo que seguro os hará entender de qué estamos hablando.

  • Optimizar las búsquedas DNS

Lo primero de todo, deberíamos poder identificar el número de búsquedas DNS y para ello tendremos que cuantificar el número de dominios desde los cuales la página obtiene los recursos de carga de la web. Lo ideal es analizar qué cantidad de búsquedas de DNS se realizan y cuánto tiempo de carga nos consumen, a fin de optimizar los tiempos. Para la ello, podemos consultar directamente el código fuente de nuestra web, o mejor no complicarnos la vida y hacer uso de algunas de las herramientas que nos ofrecen la red. como funcionan los DNS

  • Minimizar los tiempos de búsqueda de las DNS

En este sentido, la gestión eficiente de la caché es sumamente importante, ya que nos ahorrará en número de llamadas al DNS al guardar las equivalencias de IP. Lo realmente importante, donde debemos centrar nuestros esfuerzos, es en la gestión efectiva del número de búsquedas DNS que se ejecutan en el primer acceso, es decir cuando no existe almacén o recuerdo en la caché.

  • ¿Cómo minimizamos los tiempos de carga de las búsquedas DNS?

    Tenemos dos opciones a la hora de reducir las búsquedas DNS y con ello optimizar los tiempos de respuesta.

    1. Habilitar el protocolo de comunicaciones Keep Alive. Cuando un navegador hace una llamada a un servidor, tiene que pedir permiso a este para cada archivo por el cual solicita una llamada y descargar de este del servidor. Si esto tiene que hacerlo por cada uno de los archivos que integran un dominio y los recursos de este, los tiempos de carga de nuestra web se verían alargados inecesariamente. Y esto es lo que evitamos cuando tenemos activado el protocolo del Keep Alive.Al activar Keep Alive lo que estamos haciendo es hacer que cuando el buscador ejecute una llamada de descarga de archivos al servidor, este conceda un único permiso de descarga, pero para descargar todos los archivos y recursos a los que hace solicitud el buscador. Así en lugar de ir solicitando permisos de uno en uno, se solicitarán permisos para todos ellos, lo que implica un ahorro importante en el consumo de tiempo.
    2. Reducir el número de dominios que se cargan en cada petición. A menos número de dominios requiera una la carga de una web, menor será el número de solicitudes DNS y por tanto menor tiempo de carga.