Multiscreen para todos los públicos

El móvil y la televisión son una pareja condenada a entenderse y el ‘Multiscreen’ el terapeuta encargado de hacer que funcione.

Multiscreen

Los dispositivos móviles se han convertido en uno más en nuestros hogares especialmente con la implantación de Internet. Esto ha provocado cambios en nuestros hábitos caseros que, a su vez, han hecho que los medios de comunicación hayan adaptado sus contenidos a los nuevos formatos. La tan anunciada por muchos muerte de la televisión tendrá que esperar y, por el momento, ha desembocado en un nuevo concepto, el llamado multiscreen y en la resurrección del consumo televisivo, eso sí, con ligeras ‘mejoras’ (o no).

  • Pero ¿qué es el multiscreen?

Simplemente interactuar en diversos dispositivos sobre un mismo contenido bien guiados por el propio programa/serie/película que estamos consumiendo en un determinado momento o comentando con otros usuarios lo que está sucediendo en tiempo real u obteniendo más información en Internet.

Por ejemplo, si tu serie favorita cuenta con una aplicación y la tienes instalada en tu smartphone, cuando estás viendo el capítulo de la semana te saltarán alertas con comentarios o con contenido extra para visualizar –imagina que un personaje abre una puerta; tú, en tu televisor, ves lo que él ve, pero no sabes lo que pasa detrás de él. Pues bien, en tu app te saltará una alerta avisándote de que, a través de ella, puedes saber lo que hay detrás de dicho personaje-. Esta es una de las múltiples funciones que tiene el multiscreen.

  • Algunos datos de consumo.

La convergencia en el uso simultaneo de diferentes dispositivos es cada vez mayor. Más del 35 por ciento de los usuarios aseguran compaginar varios dispositivos (TV y smartphone) y de estos más del 32 por ciento practican el ‘multiscreen’ interactuando con contenidos iguales o directamente relacionados.

El multiscreen es una práctica que no cesa de crecer entre los jóvenes y no tan jóvenes españoles, y por ello las marcas comerciales agudizan su ingenio en busca de nueva formas de comercializar sus productos o interactuar con sus clientes.

Nuestra cultura de consumo cambia a pasos agigantados y ahora, la última moda, pasa por el multiscreen.