Una guía para hacer branded content

Definitivamente, el branded content está de moda. Las marcas han visto un auténtico filón en la creación de contenidos patrocinados que aporten algo más al usuario sin que se sienta 'agredido' por la publicidad. No se trata de ensalzar los valores de una marca sino de dar un beneficio sin, en teoría, recibir nada a cambio.

Branded Content

El reciente auge del branded content -auge que no descubrimiento- ha cogido por sorpresa a las regulaciones publicitarias. Es por eso, que esta misma semana, la Asociación para la publicidad, el marketing y la comunicación -IAB- ha lanzado la primera Guía para branded content y figuras publicitarias afines.

Entra las recomendaciones que hace sobre branded content, entendido como 'la creación de contenidos de aspecto no publicitario generado por una marca para crear audiencia y conectar con ella', apunta a la necesidad de crear transparencia para que un consumidor sepa identificar la participación de la marca.

Otro aspecto. sobre el que hace hincapié radica en clarificar la gestión de los derechos de propiedad intelectual o la protección de datos.

En definitiva, hacer branded content siempre con respeto hacia el usuario y no manipulando su percepción de la realidad.