Optimización Web (WPO)

Los tiempos de carga de una página web se encuentran entre las numerosas variables que determinarán el éxito de nuestra estrategia de posicionamiento orgánico (SEO) y de pago (Pay per click).

Uno de los principales objetivos, de casi cualquier estrategia web, es la de alcanzar el mejor posicionamiento en los resultados de búsqueda de nuestro público objetivo. Ya sea este posicionamiento orgánico y/o posicionamiento de pago (CPC), la velocidad de carga de nuestra web representará un peso relativamente importante a la hora de determinar el ranking en los resultados de búsqueda de los principales buscadores: Google, Bing …

¿Cómo podemos mejorar la velocidad de carga de nuestra página web?

Son muchos los elementos que pueden ser los causantes de una ralentización en la velocidad de carga de nuestras páginas web. Los elementos más conocidos, y sobre los que más se trabaja habitualmente, son los archivos de audio, imágenes, rich media, video, en todos sus formatos y variedades, que implementamos en el contenido de nuestras webs.

Es cierto que estos archivos pueden suponer un gran peso para la carga de nuestra web, pero existen otros muchos conceptos o variables que son necesarios trabajar y optimizar, todo ello a fin de minimizar la velocidad de carga de las web:

  • Reducir tiempos de respuesta del servidor.
  • Minimizar solicitudes http.
  • Minimizar búsquedas DNS.
  • Minimizar redirecionamientos.
  • Priorizar contenido visible.
  • Adelantar carga de CSS.
  • Aplazar carga de Javascript.
  • Optimizar imágenes.
  • MInificar CSS y Javascript.
  • Especificación del caché del navegador.

¿Por qué debemos mejorar la velocidad de carga de nuestra web?

Lo primero de todo, una página web más veloz, reduce significativamente las posibilidades de perder potenciales clientes, o posibles ventas y ocnversioenes online.

Y es que a mayor velocidad de carga, mayor satisfacción para el usuario de nuestra web, y más posibilidades de incrementar nuestros ingresos derivados de las estrategía web.

Google y Bing, principales buscadores, incluyen la velocidad de carga de las web entre los buscadores de mayor importancia a la hora de determinar el ranking de cada web en los resultados de búsqueda.